Fallece el periodista Antonio Álvarez-Solís a los 90 años

Fallece el periodista Antonio Álvarez-Solís a los 90 años
El periodista Antonio Álvarez-Solís ha fallecido a los 90 años, maestro de maestros, insigne republicano; su deslumbrante lucidez, elegancia y honestidad periodística sigue siendo inspiración y ejemplo para muchas generaciones.

Durante toda su vida ejerció el periodismo con un elevado sentido crítico, denunciando el abuso cuando era preciso. Colaboró como columnista en 32 periódicos y fue tertuliano habitual en seis canales de televisión de alcance estatal y ámbitos catalán y vasco. Su cita con los lectores y con el periodismo comprometido se mantuvo hasta el final.

Antonio Álvarez-Solís (cuyos verdaderos apellidos son Álvarez Méndez-Trelles) ha sido conocido siempre por los apellidos de su padre, que también fue periodista. Nacido en Madrid el 18 de julio de 1929, pasó todo su infancia en Mieres (Asturias). Estudió Derecho en Barcelona y Santiago de Compostela e inició su vida profesional en ‘La Vanguardia’, donde llegó a redactor-jefe a los veintisiete años, residiendo luego más de cuarenta años en Catalunya.

Más tarde fue director fundador de ‘Interviú’​ y uno de los fundadores de la revista ‘Por favor'. Fundó y dirigió Economía Mediterránea y dos revistas de gastronomía y turismo. Fue consejero editorial del Grupo Zeta, colaboró en la salida de ‘El Periódico’. 

Álvarez-Solís fue colaborador en tertulias de varias televisiones y emisoras de radio de ámbito nacional y autonómico, como TVE, RNE, COPE, Onda Cero, Radio Miramar, SER, EITB y Radio Euskadi durante varios años. Trabajó con María Teresa Campos, Luis del Olmo, Iñaki Gabilondo, Carlos Herrera y otros. En sus últimos años colaboraba con el diario GARA y con Deia

Antonio Álvarez-Solís

Republicano comprometido

Álvarez-Solís fue un republicano comprometido con los derechos y libertades de la ciudadanía, nunca dudó en prestar su conocimiento y pluma al servicio de la República y sus valores universales. 

Presidente de la Asociación de Amistad Catalunya-URSS, militó en el partido socialista catalán liderado por Juan Raventós, que abandonaría más tarde para incorporarse al Partit dels Comunistes de Catalunya, por el que fue candidato a senador.

Sobre la República escribió en Gara:

«Ser republicano sugiere a lo largo de la historia moderna y contemporánea, sobre todo en el ámbito que entendemos como occidental, una situación de libertad, de democracia, de igualdad, al menos hasta cierto punto. El afán republicano nace como maduración social ante lo monárquico, enfrentado a la aristocracia sea de sangre o remedada, como respuesta al gran poder económico de una minoría y a la concentración de facultades políticas y sociales en un reducido núcleo de ciudadanos, incluso como práctica de un laicismo razonable y noble frente a la religión jerarquizada.

La tradición asigna al republicanismo una voluntad de progreso. Concede también el republicanismo contenido moral al Estado que aparece de su mano en la historia. De Grecia a Roma, del Renacimiento hasta el siglo XIX la República incita a las masas a un protagonismo creador, llama a la movilidad de los derechos, requiere el alma popular para que se exprese en una calle convertida en foro. Parece, al menos en una observación global, que sólo lo republicano puede enfrentar la corrupción que se asocia normalmente con el poder; estimular una educación extensiva, superar el dominio de la clase presuntuosa y despojar a las instituciones de sus peores herramientas coercitivas para convertirlas en herramientas de una voluntad integradora y constructiva. 

En los periodos históricos republicanos hay un nuevo aliento común; una pretensión de dignidad popular. Una literatura ya muy nutrida habla básicamente del republicanismo como de un camino de liberación y de crecimiento en la calidad moral e intelectual de las masas, que no sólo se han de enfrentar a la explotación material del ser humano sino que han de atender a un propósito más profundo como es la instauración de otro «sistema» global de existencia. Si no se cambia el sistema las concesiones parciales que se hagan desde un horizonte clasista acaban constituyendo un tren de absorción de los propósitos fundamentales republicanos»

¡Viva la República!

En junio de 2014 durante un acto de homenaje que le rindió Ezker Batua Berdeak en la Biblioteca de Bidebarrieta, al que asistieron el lehendakari, Juan José Ibarretxe, la portavoz de EH Bildu en el Parlamento vasco, Laura Mintegi y el exconsejero de Vivienda y Asuntos Sociales, Javier Madrazo. Álvarez-Solís manifestó: 

«Cuando yo grito ¡Viva la República! estoy gritando viva la libertad, pero una libertad digna. No una libertad de minorías levantadas y confusas. Es una libertad profunda. Es gritar: ¡la ciudadanía es el poder!». 


Un consejo a Pablo Iglesias

En cierta ocasión Álvarez-Solís escribió en Gara al líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias para decirle:

«Sr. Iglesias, no ande por las sacristías, que es fiesta parlamentaria de guardar. Y si hay que comulgar hágalo usted a cielo abierto, si no los suyos le acusarán de herejía. Es hora de gritar «¡Viva la República!» para probar izquierdistas. 

Se lo dice a usted el anciano del andador, que estuvo en la Lisboa tan traicionada. Y allí aprendí, jugando sobre tierra batida, que lo que precisa usted es un revés seco y potente.

Yo estaba allí, justamente allí, cuando la verdad fue devorada en una mesa en que los traidores ya se habían anudado la servilleta a la espera del segundo plato, que suele ser el de la carne.

Y puestos a dar consejo –que parece impertinencia si no es solicitado– le diré que no sería malo proponer una huelga electoral si las urnas tienen falso fondo. No hay victoria más sabrosa que alzar la bandera de la libertad para votar a lo grande, que es aprovechar la calle como urna. Lo digo en homenaje de quienes se fueron y para ánimo de los que vendrán. Salvar a la patria es salvar al viandante devolviéndole lo suyo. Yo pensé eso cuando estaba allí, en «Lisboa antiga e señorial». ¡Pero que paciencia debemos tener! Por si acaso le envío correo aparte la dirección en que estaré envuelto en sudario tricolor. Los muertos podemos hablar con Dios».


Equipo de redacción de Eco Republicano



Fallece el periodista Antonio Álvarez-Solís a los 90 años
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top