Covid-19 · Actualidad · Internacional · República · Opinión · América Latina · Ciencia · Cultura · Derechos Humanos · Feminismo · Entrevistas


Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza (1885-1936)

Blas Infante, Padre de la Patria Andaluza (1885-1936)
Blas Infante Pérez de Vargas, notario de profesión, nació en la localidad malagueña de Casares el 5 de julio de 1885, un un pueblo, como tantos otros, en el que los caciques latifundistas sometían a los jornaleros a la miseria. La lucha contra esta injusticia: «Yo tengo clavada en la conciencia desde la infancia la visión sombría del jornalero. Yo le he visto pasear su hambre por las calles del pueblo», según escribió, fue uno de sus principales objetivos en su vida.






Durante el reinado de Alfonso XIII, el pensamiento político de Blas Infante se mostró como heredero de los movimientos republicanos y federalistas de la España del siglo XIX. Se basaba en defender la existencia de Andalucía como región española diferenciada del resto. Su objetivo era conseguir la reconstrucción de Andalucía, para obtener la regeneración de España.

En 1915 se publicó una de sus obras más destacadas: Ideal andaluz, donde ofrece su visión personal de la historia, la identidad y los problemas de Andalucía, así como las claves de su pensamiento político para revertir esta situación: dar confianza al pueblo en sus posibilidades de progreso, despertar su patriotismo frente a las injusticias, alcanzar una educación libre, universal y gratuita, así como tomar las riendas de la economía mediante la expropiación de las tierras de cultivo.

Infante se adelantó a su tiempo y muchas de sus propuestas tienen vigencia, como la división de poderes (ejecutivo, judicial y legislativo), una justicia democrática y gratuita y la significación e independencia social y civil de la mujer. 

Otro de los ejes básicos de su pensamiento fue conseguir una política exterior "pro africana", en un intento de hacer rebrotar el Al-Andalus en el que cohabitaron árabes, judíos y cristianos en abierta tolerancia.

Durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera rechazó colaborar con ella, por lo que en represalia fueron clausurados los Centros Andaluces fundados por él en 1916. 

Al proclamarse la II República se trasladó a vivir a Coria del Río. En junio de 1931 e presentó sin éxito a las elecciones con el Partido Republicano Revolucionario, con un programa basado en el repudio al centralismo frente al federalismo, la solución al caciquismo, la reforma del sistema electoral, de la economía y de la justicia, la libertad de enseñanza, de matrimonio... entre otras cuestiones.

En las elecciones de noviembre de 1933, se presentó por Málaga dentro de una coalición llamada Izquierda Republicana Andaluza, candidatura que fracasó y supuso una notable desilusión para Infante.

Tras la victoria del Frente Popular en febrero de 1936 el andalucismo revivió con fuerza. La Asamblea de Sevilla celebrada el día 5 de julio de 1936 eligió por aclamación a Blas Infante como presidente de honor de la futura Junta Regional de Andalucía que preparaba el Estatuto de Andalucía, postergado por el golpe militar durante 45 años.

Su asesinato, se produjo en los primeros compases de la Guerra Civil. Blas Infante se encontraba en su casa de Coria del Río cuando fue detenido por falangistas el día 2 de agosto. El 11 del mismo mes fue fusilado a las afueras de la ciudad de Sevilla junto a otras personas. Gritó por dos veces ¡Viva Andalucía Libre! antes de su asesinato.

Padre de la Patria Andaluza

En el Preámbulo del Estatuto de Autonomía de Andalucía de 1983 reconoce a Blas Infante como «Padre de la Patria Andaluza». Reconocimiento que se revalida en la reforma del Estatuto de Autonomía el 18 de febrero de 2007. 

En 2002, con el apoyo de la Junta de Andalucía, se estrenó una película sobre la vida de Blas Infante titulada Una pasión singular. 

En el lugar donde fue asesinado se levanta un monumento en su memoria. El día 10 de agosto de cada año la Fundación Blas Infante organiza un acto conmemorativo.

Publicar un comentario