Mariano García Landa, último ministro de la II República (1930-2014)

Mariano García Landa, último ministro de la II República
El 15 de mayo de 2012 el periódico 'El País', afirmaba en un artículo que Macrino Suárez era el último ministro de la II República en el exilio vivo. Sin embargo, esa aserción no era correcta, ya que Mariano García Landa, desempeño el cargo de Ministro de Información del Gobierno de la II República Española en el Exilio y falleció en 2014.






Eco Republicano

Mariano García Landa, nació en 1930 y falleció en 2014. Fue Intérprete independiente y Doctor en Traducción. Desempeño el cargo de Ministro de Información del Gobierno de la II República en el Exilio, en el Gobierno presidido por Emilio Herrera Linares (1960-1962).

En 1952, Mariano García Landa se licenció en Derecho en la Universidad de Valladolid, año en que se expatrió voluntariamente. Diplomado en Derecho Comunitario en el Instituto de Altos Estudios Europeos en la Universidad de Turín (Italia). Entre 1955 y 1960 estudió filosofía y matemáticas en la Universidad de Gotinga, Baja Sajonia, Alemania. Posteriormente, destacó en la profesión de intérprete de conferencias en Londres desde donde irradió su talento por todo el planeta interpretando en conferencias internacionales, con traducciones multilingües de los idiomás inglés, francés, alemán, italiano y español. Trabajó también como intérprete en el Fondo Monetario Internacional en Washington, D.C. 


MARIANO MAESTRO

Durante cinco años residió en París, a partir de  1976 comenzó a preparar su tesis de doctorado en la Sorbonne-Nouvelle. Durante aquella etapa, participó en varios seminarios de la Escuela Superior de Interpretación y Traducción. El 14 de junio de 1978 sostuvo su tesis doctoral sobre la interpretación de conferencias, siendo el primero en recibir el título de Doctor en Ciencias y Técnicas de la Interpretación y de la Traducción por la Sorbona, título que se acababa de crear. 

Su amigo Jean Delisle, Director de la Escuela de Traducción y de Interpretación en la Universidad de Ottawa (Canadá) escribía: "Conocí a Mariano García-Landa el invierno de 1976. En aquel entonces preparábamos los dos nuestra tesis de doctorado en la Sorbonne-Nouvelle. Por las noches, después de los seminarios de la Escuela Superior de Interpretación y de Traducción, solíamos ir todos a los cafés parisinos, no tanto para apagar la sed como para seguir hablando de los temas que habían surgido en los seminarios. Mariano nos deslumbraba por su facundia, su humor corrosivo, y, sobre todo, su enorme cultura, sus vastas lecturas y la originalidad de sus ideas. Había en él un algo de “iconoclasta”, lo que tampoco nos parecía mal. No podíamos hacer caso omiso de sus ideas, por muy radicales que fueran, ni de sus pronunciamientos, a veces, deletéreos, sobre autores o libros que eran lectura obligatoria para la tesis. Teníamos la misma visión de la traducción. Luego, yo me dediqué a la pedagogía y luego a la historia de la traducción. El, a lo suyo, que es la teoría. Este hombre lleva la teoría en la sangre. Contempla los problemas con la distancia del intelectual que intenta deshacer nudos gordianos, llegar al corazón de las ideas. Comprendí muy pronto que un día diría cosas importantes en su campo de reflexión". 

El traductor argentino Sergio Viaggio, dedica su obra "Teoría general de la mediación interlingüe" editada por la Universidad de Alicante a Mariano García Landa, al que denomina como "maestro" de mente voraz, quirúrgica y visionaria: "Gracias a la revolucionaria concepción landiana del habla como proceso perceptual he comprendido que la mediación interlingüe y su subtipo, la traducción, consisten no en lograr una determinada relación entre «textos» o «enunciados» sino una relación determinada entre lo que el locutor original quiere hacer comprender y lo que el interlocutor del mediador finalmente comprende. La relación que cuenta, pues, no se da entre cadenas de signos lingüísticos, sino entre representaciones mentales. Que yo sepa, es algo que, al menos con respecto a la traducción, no se había dicho antes de García Landa ni, hasta ahora, respecto de la mediación (monolingüe o interlingüe)". 

La contribución teórica de Mariano García-Landa sobre la interpretación y la traducción es excelsa, además de ser un referente innovador reconocido en todo el mundo. Según García Landa "los intérpretes y los traductores ejercen, en este siglo XXI que inauguramos, la profesión más importante porque, por primera vez en la historia de la humanidad, todas las lenguas del hombre conviven y se mezclan. Hemos llegado a la Edad de Oro de la traducción". En lo que García Landa llama con grandilocuencia la «República de la Traducción».

Posteriormente a su etapa parisina, Mariano García Landa se trasladó a vivir a a Hennuyères (Bélgica), donde fue un destacado miembro del CBTIP/BKVT la Cámara Belga de Traductores e Intérpretes (Chambre belge des Traducteurs, Interprètes et Philologues). García Landa, también era miembro de la AIIC la Asociación Internacional de Intérpretes de Conferencias (International Association of Conference Interpreters), fundada en 1953.

Durante su exilio, escribió la novela filosófica "La Libertad", publicado en su primera versión en París en 1963, y en la segunda y definitiva en Washington en 1975. Esta novela fue publicada por primera vez en España 1977 bajo la editorial Seix Barral de Barcelona.

A lo largo de su vida, Mariano García Landa, publicó varios artículos en revistas especializadas y monografías sobre la teoría de la traducción. Siendo un asiduo colaborador de "Hermēneus. Revista de Traducción e Interpretación", donde desarrollo varias de sus teorías y estudios sobre la interpretación.




LEALTAD A LA REPÚBLICA ESPAÑOLA


Desde la capital francesa -a pesar de su juventud y teniendo presente el ideal republicano-, Mariano García Landa, desempeñó a lo largo de nueve meses el cargo de Ministro de Información del Gobierno de la II República en el Exilio, durante el Gobierno presidido por Emilio Herrera Linares (1960-1962).

Desde el exilio, García Landa dirige el "Servicio de Información de la República Española", periódico gubernamental que informaba sobre los acontecimientos más relevantes que acontecían al escenario social y político del momento. Así mismo, también colaboraba a través de artículos y traduciendo la prensa extranjera con información concerniente a la República Española en el exilio.

En diciembre de 1960, desde París, Mariano García Landa publicó el artículo "¿Qué significa para mí ser republicano?" reproducido en el periódico "República, Órgano de Acción Republicana Democrática Española (ARDE)'", en diciembre de 1960.

En enero de 1961, García Landa escribía en el boletín "Servicio de Información de la República Española" el artículo "La impaciencia", donde realiza la siguiente reflexión: "En cosas de política el plan y el propósito son la mitad y la otra, las circunstancias. Cuando éstas son adversas, de poco sirven aquéllos sino el de esperar. El tesón de la espera exige con frecuencia más voluntad que la realización de un plan. Y no pocas veces es la mejor política. Lo malo de ese tesón es que hay que mantenerlo".

En plena dictadura, el 24 de agosto de 1961, el periódico ABC, se jactaba de que el joven ministro Mariano García Landa había sido "expulsado" de su cargo por "malversación de fondos que le habían sido entregados para la propaganda". Sin embargo esta afirmación era una falsedad más de la propaganda franquista. La realidad fue que varios suscriptores del boletín "Servicio de Información de la República Española"  habían enviado el dinero  y los cheques les fueron devueltos, es decir, no se les pudo cobrar ni enviar el boletín, porque los datos de la domiciliación bancaria eran incorrectos, tal y como explicaba el propio García Landa. 

Apartado del ministerio, el profesor García Landa, continuó colaborando en tareas de traducción de textos para el "Servicio Informativo de la República Española en el Exilio", tal y como se refleja en la traducción del artículo "La legitimidad republicana" de Juan Marichal, publicado en la revista "The New Republic, seminario de política y arte" el 8 de noviembre de 1975. 

Desde los 22 años Mariano García Landa vivió en el exilio, "vive en el extranjero, que ya no es para él sino su casa". Consideraba peligroso para la salud mental vivir en un sólo país porque la perspectiva es muy reducida. 


Mariano García Landa, falleció en 2014, sirva esta reseña biográfica para conocer su figura.

Equipo de redacción de Eco Republicano



BIBLIOGRAFÍA:



La novela: "La libertad", Seix-Barral, Barcelona 1977.

"Les déviations délibérées de la littéralité en interprétation de conférence", tesis doctoral en la Sorbonne-Paris III, 14 de junio 1978", dirigida por la profesora Danitsa Seleskovitch.

"La Escuela de Traductores de Toledo ocho siglos después", artículo publicado en El País, el 10 de enero de 1981.

La "Theorie du sens", theorie de la traduction et base de son enseignement, in University of Ottawa Quarterly, Vol.51, N° 3, Julio-Septiembre 1981, 418-437

Práctica y Teoría de la interpretación, en Cuadernos de Traducción e Interpretación, E.U.T.1., Universidad Autónoma de Barcelona, N° 4, 1984, 3150

Análisis del concepto de traducción, in Traduçao e Communicaçao, Revista Brasileira de Tradutores, Sao-Paulo, N° 4, julio 1984, 59-70

La teoría de la traducción y la psicología experimental de los procesos de percepción del lenguaje, en Estudios de Psicologia, Universidad de Madrid, n° 19-20, 1985, 173-l93

L'oralité de la traduction orale, in Meta, Vol.30, n° 1, Marzo 1985, 30-36

A General Theory of Translation, in Meta, Vol.35, n° 3, septembre 1990.

"Notes on the Epistemology of Translation Theory", in Meta, Vol.40, n° 3, september 1995.

A theoretical framework for oral and written translation research, in The Interpreters' Newsletter, N°8, 1998. pp.5-40. Trieste University.

Diario de Intérprete. Hermēneus. Revista de Traducción e Interpretación Núm. 1 - Año 1999 

Teoría de la traducción, VERTERE. Monográficos de la Revista Hermeneus. Núm 3 (2001). Editado por la Excma. Diputación Provincial de Soria. ISBN: 84-95099-36-5
Mariano García Landa, último ministro de la II República (1930-2014)
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top