La voluntad del pueblo español, por Manuel Azaña

La voluntad del pueblo español, por Manuel Azaña
Fragmento del discurso que dio Don Manuel Azaña en León el 12 de febrero de 1936 durante las elecciones que ganaría el Frente Popular.

La voluntad del pueblo español

Nosotros pertenecemos a un pueblo igualitario, pacífico, que no quiere decir pacifista, amigo de sus libertades personales, a quien hay que enseñar probablemente a ejercer también el respeto a las libertades colectivas y abusar de ellas; que tiene un nombre glorioso en la Historia; pero cuya gloria no nos sirve más que de admiración, pero no de módulo, no de escuela, no de pauta, no de imitación, y si hay que hacer otro pueblo glorioso en España será de otra manera. 

Yo no sé cual. Pero confío en la originalidad de nuestro espíritu y estoy seguro que la República dirigida de esta manera, escavando hasta lo más hondo del espíritu nacional hará brotar las aguas vivas que hayan corrido, soterradas bajo la peña dura de la monarquía que hemos visto desaparecer. 

Yo sé que eso existe en el alma del pueblo español, porque yo conozco al pueblo y lo frecuento; porque lo ha hecho otras veces, porque todo el secreto de la Historia de España no es más que ése, una pugna entre el pueblo, en todas sus manifestaciones, con toda su heterogeneidad, el pueblo luchando contra la losa oficial que desde siglos se le ha venido imponiendo, que quiere salir, que quiere romperla y que, de siglo en siglo o de década en década, tata de romperla y pretende resucitar, aunque nunca falte o un César o un Cesarillo que lo haga volver a la tumba.

Yo veo hoy, en la fase republicana que estamos viviendo, una de las contiendas más dramáticas entre la voluntad del pueblo español, que a tientas busca cómo va a salir de la mazmorra, y todas las fuerzas de opresión que le han tenido sujeto y esclavizado durante siglos. Nosotros, en nuestra voluntad, lo que hacemos delante del pueblo es marcarle la salida. Por aquí está. Quiere luz del sol. Por aquí es por donde puede salir al aire libre.

Si alguien tiene una vara mágica para encontrar esta salida mejor, más llana y más fácil, libre es de hacerlo; pero no de volverse de espalda a la luz como pretenden nuestros adversarios.

La salida hay que buscarla. El pueblo español tiene que vivir, tiene que engrandecerse y hasta ahora no lo ha dicho, lo sé que tenéis todos en el fondo del alma esa aspiración y que nos acompaña en esta contienda. Yo creo que el pueblo español será grande y libre por la República, y si no, se morirá. ¡Viva la República!.

Trascripción: Equipo de redacción de Eco Republicano
La voluntad del pueblo español, por Manuel Azaña
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top