España, mañana, será republicana: Unión republicana

España, mañana, será republicana: Unión republicana
Un reducido grupo de irreductibles republicanos se resiste, como Obelix y Asterix, a la dictadura, que lo es todo sistema político que viola la Santísima Trinidad Republicana: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Da igual que la dictadura sea militar o monárquica; que se llame dictadura o dictablanda; que se llame reino o república. Se pone en evidencia con su continuo alarde: soy una democracia. Hacen cierto el refrán “dime de qué alardeas y te diré de qué careces”. 

El Presidente de la República francesa, ni a nadie en Francia dice ¡somos democracia! pues nadie lo duda; tampoco en Alemania; lo son y lo saben todos. Solo lo dicen en los países no democráticos como en el nuestro, aun si son una República formal;sus dirigentes vociferan sin ton ni son: ¡somos una democracia!; ni así logran convencerse a sí mismos. ¡No lo somos! 

Ese irreductible grupo de republicanos sigue en Castellón; mantiene enhiesta la bandera de la Trinidad Republicana: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Es el único partido serio, sincero y republicano. Sólo él enraíza su esencia y su historia en el sueño que tuvieron nuestros padres y nuestros abuelos del que pudieron disfrutar. Aquella utopía, que como todo lo decente lograron convertir en realidad, pacíficamente. Duró poco más de lo que duró aquel gozoso trienio liberal de 1820 a 1823; en este caso fueron casi tres trienios, de 1931 a 1939. 

Las dos veces la eterna anti-España arruinó la utopía hecha realidad. Un golpe de Estado fracasado que para triunfar necesitó otra vez los 100.000 hijos de San Luis con los que Fernando VII acabara con el trienio liberal de 1820-1823: los fascistas italianos y los nazis alemanes. Junto a ellos, los países democráticos mataron a esa República Democrática Española recién nacida. Como cualquier Abraham la asesinaron en el ara de calmar el romanticismo nazi. ¡Y así murió! 

Unión Republicana renació de sus cenizas con dignidad. En 1977, se negó a eliminar del nombre la palabra Republicana. Los franquistas emboscados autores de la “transición” con la que dejaron “todo atado y bien atado”, según el mandato del genocida, les impidieron presentarse a las primeras elecciones generales; las que sólo sirvieron para quitarnos la caspa del hombro; la caspa sigue cayendo de su cabeza; lo acabamos de ver en estas elecciones. Como dijo Machado, En España de cada diez cabezas nueve embisten y una piensa”. ¡Y así nos va! 

Legalizaron su nombre cuando tras terminar el plazo para presentarse a las elecciones. Como dignos hijos de... el conde de Romanones, que dijera “que ellos hagan las leyes y me dejen a mí los reglamentos”. Son los eternos corruptos; los inmortales; siguen en activo; siguen haciendo lo mismo, sean tirios o troyanos: violar a la Santísima Trinidad Republicana: Libertad, Igualdad, Fraternidad. Es falso su patriotismo; al no ser demócrata; no pueden ser republicanos. 

Perseveran; la perseverancia es la única virtud, como el odio es el único vicio. Desde la modestia de un municipio valenciano - la última residencia del gobierno republicano - lograron el primer triunfo republicano; un alcalde que se presentó como republicano. Rápidamente las fuerzas antidemocráticas de izquierda y derecha se aliaron en “incasto connubi” para evitar que la eficacia republicana, la que luchaba contra la corrupción, la que no permitía el nepotismo pudiera seguir dando un ejemplo de política hecha al servicio de bienestar de los ciudadanos. Y lo consiguieron; como lo habían conseguido durante la II República: arruinando el futuro. 

¡Republicano sin apellidos! ¡Progresistas de derechas, de centro y de izquierdas! ¡Gente decente que veneráis a la Trinidad Republicana: Libertad, Igualdad, Fraternidad!, enviad vuestros correos a republicanos@republicasegorbe.org y sumaros al renacimiento de una esperanza: “España, mañana será republicana” si los que así la queremos nos ponemos en marcha. Hace 80 años mataron “el más grande y pacífico progreso que conoció nuestra historia”. 

Como el ave fénix, contigo renaceremos eternamente de nuestras cenizas hasta que logremos su inmortalidad: la de la Trinidad Republicana: Libertad, Igualdad, Fraternidad. ¡Súmate! Así podrás decir a tus hijos y nietos: ¡Yo recuperé la III República, democrática y pacíficamente! 

Alfonso J. Vázquez - Unión Republicana

El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. Eco Republicano se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.


España, mañana, será republicana: Unión republicana
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top