Historia oculta(da) por FSociety

Aureliano Maldonado - koala


Televisión, internet, blogs de noticias, radio... ¿cuántos y cuán variados son los métodos actuales para mantenerse informado? ¿Te resultaría extraño leer noticias con enorme peso y que apenas tengan difusión?

Desconozco la periocidad y cantidad de medios con los que se informa cada uno diariamente, pero me atrevería a decir que casi nadie se ha enterado de alguno de los sucesos que voy a comentar. Y no es precisamente culpa del lector.

El ejemplo más claro respecto a la desinformación que sufrimos en el presente siglo es, como supimos hace poco, los devastadores incendios en el Amazonas. No voy a entrar en el debate de si es responsabilidad de los gobiernos, ya que cada día, esta realidad se hace más evidente. No he venido a contaros mi opinión política respecto a la actuación de los medios de comunicación. De hecho estas líneas no tienen ningún interés político. Estas líneas son para aquellos que no pueden escribirlas. Y esos aquellos, por desgracia, son muchos.

Comencemos por un caso que ha acontecido aquí, en España:

Para poner a los menos expertos en materia, internet se divide en 3 bloques principales: Internet superficial, Internet profunda, e Internet oscura. Pues bien, como podemos imaginar, los dos últimos bloques mencionados abarcan todo el contenido que no podemos ver en la web con una simple búsqueda. Y como es de esperar, es el lugar perfecto para aquellos crackers que quieran lucrarse de manera ilegal y hacer más laboriosa la tarea de detención de estos sujetos.

Como puedes imaginar, no son pocas las actividades ilegales que se llevan a cabo diariamente en estos lugares de la red: venta de armas, drogas, prostitución... No te recomiendo en absoluto intentar curiosear sobre estos temas en la Deep Web. Puedes asquearte hasta un punto de no retorno con la especie humana, como me pasó a mí. ¿Que qué vi? Vi toda la maldad del ser humano en un objeto tan cotidiano como puede ser una lámpara. Sí, era una simple lámpara, si obviamos el hecho de que estuviese hecha con restos humanos de niños judíos asesinados en campos de concentración en la II Guerra Mundial.

Ahora que ya sabemos lo macabra que puede ser esta sección de nuestra red, sorprenderá poco saber que la trata de seres humanos también tiene cabida en este negocio.

El suceso en cuestión tuvo lugar a finales del pasado año. La red que controlaba esta operación se dedicaba a comerciar con menores de edad; ya sea para vender servicios sexuales o a ellos mismos. La policía fue capaz de desmantelarla gracias a un pequeño error de configuración en sus servidores, lo que permitió llevarles hasta Madrid, donde estaba el principal responsable de esta operación. A este individuo se sumaron 334 implicados, una cifra ridícula comparada con la auténtica cantidad de beneficiados por esta barbarie.

El segundo caso, quizá más sonado que el anterior, es la declaración oficial del koala como especie en peligro de extinción. Estos indefensos seres son los afectados por la codicia del hombre, capaz de destruir cualquier ecosistema, cualquier ser vivo, con tal de alcanzar su egoísta propósito. Igual que en el caso del Amazonas, todo sea por ganar más.

El puente de estos dos sucesos llevan a una única conclusión. Estos niños, estos koalas, no pueden defenderse solos. No tienen voz, ni les interesa dársela.Esto pasa aquí, en España. Seamos patriotas, en lugar de tener grandes banderas.


FSociety




Imagen de portada: Aureliano Maldonado 
htpps.//www.instagram.com/aureliano_maldonado/


El contenido de los artículos de opinión serán responsabilidad exclusiva de su autor/a y no tienen necesariamente que coincidir con la línea editorial. Eco Republicano se compromete a eliminar cualquier contenido que pueda ser considerado ilícito.
Historia oculta(da) por FSociety
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top