El Partido Feminista carga contra las leyes que promueve el Ministerio de Igualdad

Lidia Falcón
En los últimos años, el feminismo se ha convertido en el movimiento social y cultural con mayor capacidad transformadora. El Partido Feminista de España (PFE), que preside Lidia Falcón desde su fundación, ha defendido los derechos humanos de todo el mundo, incluidos los homosexuales, lesbianas y transexuales. En la actualidad el PFE se ha postulado contra las teorías queer, los lobbys LGTBI, la abolición de la prostitución y la defensa de la ilegalidad de los vientres de alquiler.


Desde el Partido Feminista de España sostienen que el anteproyecto de Ley de Libertad Sexual impulsada por la ministra Irene Montero y el proyecto de Ley LGTBI también impulsado desde Unidas Podemos, atentan gravemente contra los derechos de las mujeres y los menores de edad, así como las políticas de igualdad. Según el PFE ambas leyes tienen reivindicaciones trans que tienen su base en la posmoderna teoría queer a la que califican de misógina, antifeminista y patriarcal.

Según el Partido Feminista, lo que históricamente ha perjudicado a las mujeres es la desigualdad por cuestión de sexo y al eliminarse la categoría de sexo y ser sustituido por identidad de género, implica la tergiversación de los datos estadísticos y se suprime el principal factor de riesgo de una agresión sexual: el ser mujer. En este sentido, alertan que cualquier violador puede declararse "mujer" y pedir acceder a vestuarios femeninos, lavabos femeninos o prisiones de mujeres.

La existencia de lobbys LGTBI, ya fue denunciada por el activista Shangay Lily con el término de "Capitalismo rosa", también llamado "gaypitalismo" o mercantilización del activismo del Orgullo Gay por parte de empresarios, que aprovechaban la legitimidad de la lucha para sacar jugosos beneficios, degrandándola, convirtiéndola en una cita verbenera. En esta línea, el Partido Feminista de España, advierte del peligro de estos lobbys que ahora pretenden la adquisición de bebés mediante la industria internacional del vientre de alquiler. Por otra parte, el Partido Feminista se postula contra la 'Ley Trans' de Podemos que permite que los menores declarados como transexuales puedan someterse a tratamientos hormonales y quirúrgicos sin alcanzar la mayoría de edad.

Desencuentros del Partido Feminista con IU

El pasado 22 de febrero, la Asamblea Político y Social de Izquierda Unida aprobó expulsar de la coalición al Partido Feminista de España. Desde la formación feminista lamentan que en la asamblea donde se decidió la expulsión solo tuvieron 5 minutos para defenderse y que solo 4 personas de las 50 que estaban allí se había leído la Ley Trans. 

Tras la expulsión del PFE se han producido varias tensiones, roces y enfrentamientos entre ambas formaciones. Las redes sociales han sido protagonistas de intensos y acalorados enfrentamientos entre defensores y detractores del PFE, incluso da la impresión que se ha orquestado una campaña de difamación contra el partido que lidera Lidia Falcón, al que califican de "transfobo" y comparan de forma capciosa con el discurso ultraderechista de Vox. Paradójicamente Lidia Falcón es historia viva del feminismo y de la lucha antifascista, además de ser una declarada marxista, republicana y laica. 

A raíz de estos ataques, el Partido Feminista de España ha manifestado públicamente que no tienen nada en contra del movimiento LGTBI, al que históricamente han apoyado siempre frente a la discriminación y la exclusión social que padecía el colectivo, sin embargo, desde el Partido Feminista defienden que "promulgar leyes de autoidentidad sexual, fusionada con el género, no sujetas a nada verificable salvo a la voluntad de cada momento, es perjudicial para las mujeres".

Guerra abierta entre PSOE y Unidas Podemos por la ley de libertad sexual

El pasado martes, en medio de muchas discrepancias en el seno del Gobierno, el Consejo de Ministros aprobó el inicio de la tramitación del Anteproyecto de Ley Orgánica de Garantía de la Libertad Sexual. 

Esta Ley pretende recoger muchas de las demandas del movimiento feminista, sin embargo, el PFE y otras organizaciones feministas han lamentado que desde el Ministerio de Igualdad no hayan tenido en cuenta su participación en la redacción del documento. Siendo precisamente los colectivos feministas los históricos impulsores de leyes tan importantes como la del divorcio o la ley de contra la violencia de género. 

Lo cierto es que la ley de libertad sexual planteada por el Ministerio de Igualdad, que dirige Irene Montero, estaba plagada de errores y contradicciones. En términos jurídicos, algunos ministros del PSOE la calificaron de "chapuza" y desde el Ministerio de Justicia que preside el socialista Juan Carlos Campo, se presentó un documento de 26 páginas con varias alegaciones y correcciones al borrador, publicado íntegramente por la Cadena SER

Equipo de redacción de Eco Republicano








El Partido Feminista carga contra las leyes que promueve el Ministerio de Igualdad
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top