Miguel Pastrana: "Ahora cuando existen mayores medios, hay que vencer"

Miguel Pastrana: "Ahora cuando existen mayores medios, hay que vencer"
(Discurso del Presidente federal saliente de la asociación Unidad Cívica por la República (UCR), Miguel Pastrana, en la Asamblea celebrada el 3 de noviembre de 2018) 

Buenos días, compañeros y compañeras:

Es lo justo y lo debido que yo comience estas palabras, además de agradeciendo la asistencia, dando también las gracias a la entidad la cual acoge una vez más -y van muchas y gratas-, un acto de UCR. Me refiero a este imprescindible y hermano, Club de Amigos de la UNESCO de Madrid, CAUM. Gracias, amigos. 

(HAN CAMBIADO MUCHAS COSAS EN ESTOS DIEZ AÑOS. LAS RAZONES SON VARIAS. SE ACERCAN MOMENTOS DECISIVOS EN LOS CUALES SE VERÁ SI EL CAMBIO ES A MEJOR -COMO QUEREMOS Y HACEMOS POR ELLO-, O NO) 

Muchas cosas han cambiado en nuestro país desde la última Asamblea de UCR-Federal, precisamente aquí en enero de 2016. Tantas, que sería verdaderamente largo enumerarlas. Hay cosas, por supuesto, que no pueden ser soslayadas: el cambio en el Gobierno de España, y el intento de crear una mayoría parlamentaria estable alternativa a la conservadora. También y como es obvio, no podemos eludir el conflicto "en" -y "sobre"-, Cataluña. Parece, creo que en eso coincidiremos todos, que los acontecimientos en nuestro país se están acelerando en una forma que pocos sospechaban hace tan sólo una década. 

Se ha producido un cambio importante, profundo, en la política en este país. Contrariamente a cuanto a veces se cree, tiene más de una causa y de dos. Aún está por ver (habrá de verse, seguro, en no demasiado tiempo), si esos cambios -uso ahora el plural conscientemente-, operados en estos años, consiguen, como queremos, abrir la puerta a una vida mejor, más digna y plena, a todas las personas -independientemente de su color de piel, credo, etc-, sobre esta vieja tierra ibérica. O, muy opuesto, acaba todo en una enorme Reacción neoconservadora, a una escala no vista en nuestro país en muchas décadas. Pero que sí se está dando en otros puntos de Europa y no sólo. 

Creo que hay elementos racionales para pensar que en el caso español, las turbulencias del momento encontrarán una salida venturosa y -permítaseme la palabra, feliz, antes que una tenebrosa involución. "Ojalá". 

(HUBO CONFUSIÓN POR DEMASIADA MEDIATIZACIÓN. SE PERDIÓ TIEMPO. ES RECUPERABLE, SI SE QUIERE. HAY SIGNOS DE ELLO. QUE DUREN Y SE PROFUNDICE. HA SERVIDO MANTENERNOS EN NUESTRAS CONVICCIONES) 

En estos momentos, la iniciativa republicana a nivel estatal parece recuperar bríos, tras una temporada -yo la cifraría en más o menos tres años-, en que no ha estado quieta (decir eso sería injusto), pero sí, en varios escenarios, desorientada. La explicación de ello, me apresuro a añadir, no radicó tanto en las personas -aunque todos seamos de carne y hueso-, como en el enorme influjo de lo mediático, en lo político, en estos años. Y desde esos medios y por quienes son referentes en ellos, se han dado a veces mensajes contradictorios. 

Hoy, pasada una etapa -repito-, de cierta confusión, parece que referentes políticos y también mediáticos, vuelven a creer que la República es algo esencial para nuestro país. Bien está que lo crean y ojalá esta vez les dure, y no les flaquee, la convicción. 

Porque es verdad que se ha perdido un poco de tiempo, en un período histórico en el cual la indecisión, el titubeo o la contradicción de un minuto, en alguien quien sea visible referente político, puede ocasionar un perjuicio, hasta un retroceso, de años. 

Creo que el activismo republicano estatal, casi nunca sobrado de recursos materiales y demasiadas veces opacado en los medios de comunicación, ha mantenido el tipo todos estos años. Sí. Y ahí están, hoy, las iniciativas en Andalucía, en Navarra, en Euzkadi...; la próxima del gran Encuentro republicano aquí en Madrid... 

UCR, entendiendo como tal, también y por supuesto, las asociaciones territoriales vinculadas por lazos fraternales, netamente republicanos; UCR -digo-, ha tenido y sigue teniendo relevancia en toda esa actividad. A tal punto, que creo podemos decir, que si hoy parece, por fin, que grandes actores políticos y mediáticos del momento, empiezan a comprender lo decisiva que es la República para España, y cuánto nos condiciona la Monarquía heredada del franquismo, y el peso -ominoso- de éste todavía hoy en nuestra sociedad; si todo esto -digo-, parece que va siendo cada vez más así, y ojalá, es -también-, porque asociaciones, colectivos, etc, como UCR, han estado todos estos años para recordarlo. En ese aspecto y sin parecer tampoco jactancia, considero que tenemos motivos para un cierto orgullo, sin que ello nos paralice, claro está, en cuanto queda por hacer y es, posiblemente, lo más crucial. 

(ALGUNAS NOTAS PERSONALES. HUBO QUE ENFRENTARSE DIALECTICAMENTE ALGUNA VEZ A DIRIGENTES DE NUEVO CUÑO. NO PODÍAMOS RENUNCIAR A UNA III REPÚBLICA DE BANDERA TRICOLOR Y NO RENUNCIAMOS. LOS HECHOS EMPIEZAN A DARNOS RAZÓN) 

La última parte de esta intervención, en cuanto tiene de despedida de mis responsabilidades en la Junta Directiva de UCR-Federal, primero como Vocal, Secretario después, y Presidencia por último; esta parte final, digo, de mis palabras de hoy, han de resultar por fuerza un poco más personales. 

Ingresé como Socio de UCR en 2005, año en que volví a la vida civil tras ocho en la militar. El período entre 2008 y 2012, lo considero particularmente el más prolífico de mi actividad en la asociación. Desde 2013 hasta prácticamente hoy, la aparición de nuevos actores políticos, con mensajes a veces -vuelvo a decir-, contradictorios, y la aparición de conceptos los cuales en ocasiones se usaban equívocamente, como por ejemplo "Proceso Constituyente"; esto -decía-, creó una cierta confusión en el activismo republicano. 

Y es que, recordémoslo, compañeros y compañeras, en un primer momento, los nuevos -e hipermediáticos-, actores políticos, nos decían que "esto" de la República era una lucha del pasado; que podía generar divisiones y no era, en definitiva, prioritario. Eso nos decían, recordémoslo. 

Normal que se generara una cierta confusión, e incluso desmoralización, en parte del activismo republicano. Pues hubo incluso momentos en los cuales tuvimos que enfrentarnos un poco duramente, en lo dialéctico conceptual, a algunos de los nuevos dirigentes. 

No podíamos aceptar sin más ni más eso de que todas las banderas son iguales, y dividen, y eso -reitero-, de que la República no es prioritaria para nuestro país, y sí cosa olvidada. Nosotros no podíamos aceptar eso y arriar nuestra bandera tricolor, que no es nuestra, sino de millones de dignísimas personas y procedentes de todos los países. Personas quienes nos precedieron. 

No podíamos aceptarlo, no lo aceptamos, y yo no lo acepté, desde luego. 

Y los hechos han venido a darnos la razón, pues los mismos actores políticos que hace solamente dos o tres años mantenían esas discrepancias con nuestros planteamientos, parecen de un tiempo a esta parte, a tenor de sus declaraciones, estar asumiéndolos en medida creciente. 

Ahora ya parecen entender -lo han experimentado "en carne propia", permitidme así decirlo-, cuánta importancia tiene que en España haya una Monarquía, o una República. La diferencia que supone. 

Debemos alegrarnos y yo me alegro, del cambio de percepción. Coyuntural o firme (que el ojalá esto segundo), el tiempo lo dirá. 

(LA CUESTIÓN DE ESPAÑA CON UN PATRIOTISMO REPUBLICANO DE RAÍZ FRATERNA, INCOMPATIBLE CON EL CHOVINISMO Y LOS NEOFASCISMOS, YA LA PLANTEAMOS HACE DIEZ AÑOS, VÉASE. Y OTROS ANTES QUE NOSOTROS. VA A SER CUESTIÓN CRUCIAL EN ESTE TIEMPO) 

Creo de veras que en Unidad Cívica por la República, colectivamente, hemos sido pioneros en muchas cosas. Antes -dicho sea con todo respeto-, que "Podemos". Antes incluso del 15-M. Recuérdese que UCR fue constituida como asociación ya el 14 de abril de 2002. Hay aquí todavía, ¡y por muchos años!, personas veteranas de entonces. 

Otro ejemplo de "anticipación", y dejadme que aquí personalice inmodestamente: en 2009 dije, primero, y publicado después que: "La propuesta republicana es, históricamente, una propuesta integral para España (...) Integración federativa y, por supuesto, voluntaria y democrática, en una Idea -idea y realidad- plurinacional que se llama España, y de la que no debemos los republicanos tener miedo de hablar (...) Con la noción de quien le da contenido cierto, y cuando hablan de país, y de patria, hablan de pueblo soberano y derechos colectivos, como hablaban Pi i Margall, Pablo Iglesias, Azaña, José Díaz, Negrín, y así ese patriotismo, que es el verdadero, como explicaba D. Antonio Machado, y no el de los fascistas ni el de los chovinistas, ese patriotismo del pueblo trabajador, es por naturaleza internacionalista, y bien puede ser -volver a ser- nuestro patriotismo republicano" 

Así dijo servidor en uno de los actos que organizamos en el Ateneo de Madrid. Fue en 2009, repito. Pero si lo traigo hoy, es porque creo que no ha perdido actualidad (en 2009, de facto, no se hablaba mucho de eso desde la izquierda) 

Hoy es un tema de candente actualidad, y decisivo, me atrevo a decir. 

Creo que la clave del futuro, y hablo no sólo de España, va a radicar en si somos capaces de construir ese patriotismo republicano, integrador, internacionalista y solidario. Si no, vendrá -es cuanto asoma-, un concepto de la patria excluyente, chovinista, racista. 

(PASO A OTROS COMETIDOS QUE NO CONSIDERO MENOS IMPORTANTES. AGRADECIMIENTOS Y RECUERDOS. QUIENES VAN A TENER MÁS MEDIOS Y CAMINO HECHO, TENDRÁN MAYORES RESPONSABILIDADES. AHORA NO SE PUEDE FALLAR. VIENEN MOMENTOS CRUCIALES. POR UNA TERCERA REPÚBLICA ESPAÑOLA DIGNA DE LA SEGUNDA, A VENCER) 

Ya termino: cuando, a propuesta de los compañeros de la Dirección de entonces, asumí la Presidencia de UCR-Federal en la Asamblea de enero de 2016, ya entonces subrayé en mi intervención el carácter de "interinidad" el cual yo mismo le daba al cargo. Hoy esa interinidad llega a su término. 

Entre Vocalía, Secretaría y Presidencia, he sumado diez años en la Junta Directiva de UCR-Federal. El momento político requiere dar paso a otras personas, junto a quienes, en mi opinión, deben permanecer en la Directiva para garantizar una continuidad organizativa. 

Pero -repito-, ahora que dirigentes mediáticos y sus organizaciones, parecen estar girando más claramente a tesis republicanas, es comprensible y lógico que nuestra asociación se adecúe, con aquellas personas en parte de su Dirección que mayor interlocución puedan tener con estos dirigentes. 

Permitidme decirlo de más clara y descansada forma: ahora que grandes organizaciones parecen tomarse más en serio la cuestión republicana, con mayores medios y profesionales, es buen momento para que "amateurs" de la política como quien os habla, demos un paso atrás, sin que ello signifique tampoco que la dejamos (la política), del todo. 

Cuestiones familiares también, me recomendaban este paso a segunda línea. Y la muerte de nuestro inolvidable José María Coronas, cierra además para mí un ciclo propio. 

Seguiré, por supuesto, en el asociacionismo. Escribiendo cuando pueda; recopilando lo bastante escrito en estos años y en Internet. Y seguiré -quiero seguir-, como afiliado a la asociación UCR. ¡Faltaría más! Ha sido y es un gusto para mí estar aquí, y aprovecho para agradecer a todos con quienes he colaborado y de quienes he aprendido. No puedo decir nombres. Serían los de todos quienes aquí, y el de más. Gracias, compañeros y compañeras. 

Mucho ánimo y apoyo a la Directiva que hoy salga electa. Ya he dicho, y lo subrayo antes de acabar, que los retos del tiempo que viene, así como también las oportunidades, son mayores que en el tiempo pasado hace cinco, diez, quince años. 

Antes, el fracasar en traer para España una Tercera República legítima continuadora de la Segunda (En sus valores. En sus principios. En sus símbolos); fallar en conseguir eso, digo, significaba quedarnos con la Monarquía campechana e hipócrita la cual conocíamos. 

En los tiempos que vienen, ya casi hoy, si fracasamos y nuestros dirigente mediáticos -con mayores recursos de cuantos nosotros nunca tuvimos-, fracasan, lo que vendrá, será una suerte de neo-fascismo como ya hay en diversos países. 

Eso no puede pasar en España y por eso ha de triunfar y triunfará, una Tercera República española y federal, la cual sea digna en todo de la Segunda República que el fascismo nos arrebató. (No volverá a pasar). 

Ánimo, compañeros y compañeras de UCR. Y a vuestra disposición siempre en todo lo que pueda, éste quien os habla. 

¡Viva la República! ¡Viva UCR! ¡Viva el asociacionismo republicano!

Miguel Pastrana de Almeida
Miguel Pastrana: "Ahora cuando existen mayores medios, hay que vencer"
  • Comenta con Blogger
  • Comenta con Facebook

Publicar un comentario

Top